Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Aviso legal aceptar

Protector Solar Soleá SPF30, 100 ml

Al comprar este producto puede obtener hasta 3 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 3 points que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,90 €.


32,00 €

DETALLES DEL PRODUCTO

HB14SOL30

Nuevo

Soleá es un protector solar natural, para cara y cuerpo con protección alta SPF30, de amplio espectro frente a las radiaciones UVB y UVA.

Con los filtros minerales Dióxido de Titanio y Óxido de Zinc, ambos no-nano, crean una película sobre tu piel que actúa como un espejo reflejando los rayos del sol e impidiendo así que penetren en tu piel.

Además, los Aceites de Frambuesa y de Regaliz, son potentes antioxidantes, que ayudan a frenar el envejecimiento cutáneo.

Con su textura dry-touch es idónea para cualquier tipo de piel ya que no aporta nada de grasa y se aplica muy fácilmente.

Apto para niños a partir de 2 años.

Más detalles

Este producto ya no está en stock

Avísame cuando esté disponible

INCIAqua, Zinc Oxide, Glycerin*, Isoamyl Cocoate, Cetearyl Olivate, Titanium Dioxide, Rubus Idaeus Seed Oil*, Simmondsia Chinensis Seed Oil*, Olea Europaea Fruit Oil, Sorbitan Olivate, Silica, Butyrospermum Parkii Butter*, Glycyrrhiza Glabra Root Extract*, Tocopherol, Parfum, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate. * Ingrediente procedente de agricultura ecológica.
MARCAHerbera Bio
TIPO PIELTodo tipo de piel
CERTIFICADOBIO.INSPECTA PETA: Cruelty Free and Vegan
NOTAEl 46% del totsl de los ingredientes son ecológicos. Biodegradable - Vegano - Compatible con la Fauna Marina. Apto para niños mayores de 2 años.

Soleá es la Crema Solar Natural con SPF30, que Herbera Bio ha formulado para proteger tu piel de los rayos UVB y UVA.

Su combinación de filtros 100% minerales (no nano) y vegetales, además de roteger tu piel de la radiación solar, ayudan a frenar el envejecimiento cutáneo.

  • Óxido de zinc (no-nano). Presenta propiedades bactericidas, calmantes y tiene la capacidad de absorber fuertemente la luz ultravioleta (UV). Bloquea tanto la radiación UVA (longitud de onda más larga) como la UVB (longitud de onda más corta), protegiendo contra quemaduras solares y daños celulares producidos por el sol.

  • Junto con el dióxido de titanio forman una pantalla cuando se aplican en la piel, comportándose como si fueran un espejo reflejando los rayos del sol (los fotones rebotan en la piel en lugar de penetrarla). Ninguno de los dos filtros físicos son nanopartículas, si no que tienen un tamaño mayor, por lo que no presentan el riesgo de poder ser inhalados ni llegan al torrente sanguíneo. Son seguros. Al ser sustancias no-nano, no van a atravesar la barrera cutánea y por ello dejan un rastro más blanquecino en la piel que los protectores solares con nanopartículas.

  • El aceite de frambuesa tiene la capacidad de absorber las radiaciones UV de amplio espectro comportándose como un preciado filtro biológico. Por su altísimo contenido en tocoferoles es un gran antioxidante protegiendo la piel del daño celular producido por los rayos solares.

  • El regaliz es un interesante ingrediente para la formulación de solares. Presenta propiedades blanqueadoras, cuyo mecanismo de acción es la inhibición de la enzima tirosinasa, así como una ligera acción reductora de la melanina y sus precursores coloreados. Además es un potente antioxidante, actúa inhibiendo la formación de radicales libres y también destaca por su acción antiinflamatoria, por vía tópica se recomienda para calmar la piel tras la exposición al sol.

  • Otros filtros biológicos: la manteca de karité, al igual que el olivo y el aceite de jojoba, tiene la capacidad de absorber diferentes radiaciones de amplio espectro de longitud de onda y presentan una potente acción antioxidante, se formulan asociados entre ellos o/y con filtros físicos para potenciar su eficacia filtrante en el fotoprotector.

La combinación de filtros físicos con filtros vegetales con propiedades antioxidantes, calmantes y reparadoras dan lugar no solo un “bloqueador solar” sino también a un protector del daño celular,  estrés oxidativo y la inflamación causada por los efectos perjudiciales de la radiación solar.

Es apta para cara y cuerpo. Es biodegradable, vegano y compatible con la fauna marina.

MODO DE EMPLEO: Aplicar generosamente antes de la exposición al sol. Para mantener la protección, se recomienda repetir la aplicación cada dos horas o especialmente después de bañarse o secarse.

Productos en la misma categoría: